Paseo entre flores y castillos en los mágicos jardines de Inglaterra

Al condado de Kent lo llaman “el jardín de Inglaterra”, lo que motiva a muchos turistas a visitar esta región.

Visitantes descansan en el césped de El Royal Pavilion. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuándo ir: ,

Ideal para: , ,

El viaje por el condado de Kent, en el sureste de Inglaterra, discurre por caminos angostos y pasa por pueblos llenos de casas históricas y delante de campos de cultivo vallados. Una región próspera. Aquí, el clima es benigno y las plantas crecen bien. A Kent también lo llaman “el jardín de Inglaterra”, lo que motiva a muchos turistas a visitar esta región.

En medio del paisaje rural, marcado por la horticultura y la ganadería, se encuentra el castillo de Sissinghurst. El jardín lleno de flores de la finca destaca claramente entre los bosques y campos de Kent. “Tan solo este entorno es algo especial”, dice el jefe de los jardineros, Troy Scott-Smith. Es difícil no dejarse impresionar por la magia de este jardín, que recibe cada año la visita de 200.000 personas. Sissinghurst es uno de los jardines más famosos de Gran Bretaña.

Pese a su color monocromático, con flores exclusivamente blancos y hojas grises y plateados, el Jardín Blanco, tantas veces alabado, es poético, teatral y emocional. Estos atributos son los que llegan a la mente del observador. La escritora Vita Sackville-West y su esposo, el diplomático Sir Harold Nicolson, compraron el castillo de Sissinghurst en 1930. El jardín se convirtió en la obra de su vida.

El clásico jardín paisajístico inglés ya existe desde el siglo XVIII. El jardín inglés se puso de moda en Europa y se convirtió de esta manera en un éxito de exportación cultural.

El parque paisajístico de Sissinghurst tiene cuatro lagos que encantan por sus orillas. Arbustos, árboles y rododendros de varios metros de alto se reflejan en el agua. Todo está cuidadosamente proyectado, pero aun así el jardín tiene un aspecto natural. Esa fue la intención de Sackville-West: un paisaje compuesto como si estuviese hecho para los ojos de un pintor. Aquí no existe esa severidad de un jardín barroco. La naturalidad es lo más importante y esta es la característica del jardín inglés.

En esta región, el tamaño de un jardín muchas veces no dice nada de su calidad o intensidad. Por ejemplo, el Great Comp Garden, de tres hectáreas, fue plantado con tanta habilidad alrededor de una casa señorial del siglo XVII que da la impresión de ser más grande. William Dyson, el jefe del jardín, se califica a sí mismo como curador, como si fuese el responsable de una exposición. En Inglaterra, la jardinería es considerada un arte.

Dejando atrás el paisaje de Kent con sus colinas y viajando más hacia el sur se llega a la ciudad costera de Brighton. El balneario más famoso de Inglaterra se ha ido convirtiendo en los últimos años en una ciudad eminentemente fiestera. También el rey Jorge IV se divertía a principios del siglo XIX de manera disoluta en Brighton. Jorge mandó construir para sus diversiones el Royal Pavilion, un edificio estrambótico cuya parte exterior se parece al palacio de un maharajá indio y cuyo interior está diseñado como un mundo de cuentos chinos.

El jardín y el palacio están abiertos al público. “Hemos restaurado el Royal Pavilion recuperando su estado original de 1820”, dice el mánager del jardín, Robert Hill-Snook. “Este es el único jardín de la época de la regencia que se ha conservado”. Los árboles y los arbustos están plantados de tal forma que enmarcan el palacio. Por eso, los turistas no necesitan buscar mucho para encontrar motivos para sus fotos.

#DATA

Cómo llegar: en avión a Londres y desde allí seguir viaje en coche de alquiler. También se puede reservar un viaje en un autobús turístico llamado ”Jardines Ingleses”.

Cuándo viajar: la mayoría de los jardines están abiertos de abril a octubre. La mejor época para viajar depende de la floración de las diferentes plantas. La mayor floración se da los meses de mayo y junio.

Jardines: Los jardines y parques más grandes suelen tener zonas de juegos para niños y atracciones especiales para visitantes jóvenes. Las entradas para los jardines y castillos se pueden conseguir online, en algunos casos a tarifas reducidas, en la página web www.visitbritainshop.com.

Deja un comentario