EGIPTO

Hurghada, un paraíso turístico en estado vegetativo

Solo pocos turistas ocupan sus playas y sus hoteles parecen estar abandonados. Este bellísimo balneario de Egipto Hurghada es hoy un paraíso turístico en estado vegetativo.

La época dorada para el turismo en Egipto eran los años 2009 y 2010. Sin embargo, las reservas se desplomaron en 2011 tras el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

(7 de julio de 2016) Entre la arena junto al mar de tarjeta postal y el ala del hotel se encuentra un espacio verde de cientos de metros de longitud y una piscina enorme. La hierba del campo de golf está correctamente cortada y los precios de hotel han bajado drásticamente. Algo le pasa al idílico balneario egipcio de Hurghada: no hay niños gritando, no hay juegos acuáticos ruidosos. Solo pocos turistas ocupan la amplia instalación, que parece estar abandonada. Hurghada es en este momento un paraíso turístico en estado vegetativo.

¿Que pasó? La época dorada para el turismo en Egipto eran los años 2009 y 2010. Sin embargo, las reservas se desplomaron cuando en 2011 millones de personas en todo el mundo pudieron ver por television cómo los egipcios derrocaron al presidente Hosni Mubarak. Desde entonces, el país del norte de África no ha recuperado la calma. El atentado con bomba contra un avión con turistas rusos el pasado mes de octubre asestó un nuevo golpe al sector turístico egipcio. “Sin duda alguna, las cifras son malas“, dice Jochen Köhler, director regional del touroperador ETI. Calcula que la ocupación de los siete hoteles que su empresa ofrece en Hurghada y los alrededores se sitúa actualmente en el 25 por ciento. Y eso que Hurghada no es un lugar donde se perciba mucho peligro.

Para Köhler, el declive en el turismo egipcio es el mejor argumento de ventas: ¿en qué otro lugar tiene el turista en este momento una playa de ensueño más o menos para él solo? Asimismo, hace años que el estado de los arrecifes en Egipto no había sido tan bueno como ahora. “Hoy, en Egipto se puede bucear como hace 20 años“, dice Köhler. Y en pocos otros países pasar las vacaciones ahora es tan económico como en Egipto. El lujoso hotel con su magnífica piscina y campo de golf solo cuesta 55 euros (62 dólares) la noche para dos personas en una habitación doble con desayuno y cena. Probablemente, nunca antes una estancia a orillas del mar Rojo haya sido tan barata para los turistas.

Sin embargo, los precios de dumping, con los que se busca atraer nuevamente a los turistas a las playas egipcias, prácticamente están sofocando a la industria turística del país árabe. En Hurghada, mucha gente ha perdido su empleo. “Antes, yo comía todos los días carne de vacuno o pollo pero hoy solo una vez a la semana”, dice un taxista que desde hace meses apenas tiene clientes. Actualmente, está ganando al mes menos de la mitad que antes de la crisis.

Deja un comentario