Desde Pie Grande hasta la Sirenita: Un viaje por el mundo de las criaturas míticas

Las criaturas míticas dan alas a la imaginación. ¿Existen realmente el bigfoot, el yeti y Drácula? ¿Son solo leyendas y mitos? En muchas regiones del mundo, los viajeros pueden salir en busca de criaturas míticas, desde Norteamérica hasta Australia.

La figura de la sirena, en bronce, se encuentra actualmente en el puerto de Copenhague. Foto: Andrea Warnecke / dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Ideal para: ,

Las criaturas míticas dan alas a la imaginación. ¿Existen realmente Pie Grande, el yeti y Drácula? ¿Son solo leyendas y mitos? En muchas regiones del mundo, los viajeros pueden salir en busca de criaturas míticas, desde Norteamérica hasta Australia. La criatura mítica que está más de moda estos días es sin duda el Pocket Monster, mejor conocido como Pokémon. Aparece en pantallas de smartphone y incluso es posible atraparlo. No es el caso de la mayoría de las criaturas míticas en este mundo. O bien fueron aniquilados o no existen pruebas fehacientes de su existencia. Sin embargo, la superstición es grande. Por esta razón, muchos turistas pueden encontrarse incluso hoy día con criaturas míticas en muchos lugares del mundo.

Pie Grande (Estados Unidos)

En los siglos pasados, esta criatura (Pie Grande en español) supuestamente había sido vista varias veces en Norteamérica. Un animal gigante, peludo, con forma humana y pies sobredimensionados. La organización Bigfoot Field Researchers cree que se trata de un animal raro, probablemente un primate.

Para otros científicos se trata de un fenómeno cultural. Ellos sostienen que la idea de la existencia de Pie Grande se ha mantenido viva a través del avistamiento de animales conocidos, sueños y “pruebas” falsificadas. Sea como sea, los turistas que viajan a Estados Unidos para descubrir una criatura tan alta como un hombre y con piel oscura deberían ponerse en guardia: como se sabe, también los osos pueden moverse erguidos sobre sus patas traseras.

Troll (Escandinavia)

Desde Pie Grande hasta la Sirenita: Un viaje por el mundo de las criaturas míticas

La criátura mítica más famosa en el norte de Europa es el troll, un ser ubicuo, jorobado, de nariz larga y tosco. El troll desempeña un papel importante en los cuentos populares noruegos. Sin embargo, también se puede encontrarse en los puestos de souvenirs entre Hammerfest y Malmö o en Islandia y Dinamarca.

El troll es un término popular para definir nombres geográficos en Escandinavia, sobre todo en Noruega. Por ejemplo, la región de senderismo Trollheimen toma su nombre del monstruo, que supuestamente secuestra a niños pequeños, algo que es mejor que los padres no les digan a sus hijos durante las vacaciones. El troll sirve para explicar todo lo que resulte inexplicable: ¿Quién fue? ¡Fue el troll!”.

El Yeti (Himalaya)

Dicen que este ser fantástico tiene una altura de dos a tres metros y deja en la nieve pisadas de más de 40 centímetros. El hogar del yeti es la cordillera más alta del mundo, el Himalaya. El montañista italiano Reinhold Messner escribió un libro sobre el “abominable hombre de las nieves”, que contribuyó de manera significativa a mantener la leyenda en torno a esta criatura. El alpinista, al igual que muchos zoólogos, llega a la conclusión de que el yeti podría ser idéntico al llamado oso tibetano. Quien crea firmemente durante un trekking en el Himalaya haber visto un yeti debería sin falta acudir a un médico: el mal de las alturas es capaz de provocar alucinaciones.

El Monstruo del Lago Ness (Escocia)

Desde Pie Grande hasta la Sirenita: Un viaje por el mundo de las criaturas míticas

Una de las criaturas míticas más investigadas es “Nessie”. Según la leyenda, el monstruo del lago Ness es una serpiente marina de hasta 20 metros de largo. Los primeros avistamientos de la criatura se remontan al siglo VI. Nessie alcanzó auténtica fama por las noticias publicadas en los periódicos a partir de 1933. Desde aquel año, decenas de películas se han dedicado a la “bestia de las profundidades”.

La mayoría de los científicos cree que los avistamientos han sido deliberadamente falsos o que la criatura ha sido confundida con otros animales. Lo que sí es cierto es que el lago Ness, con 230 metros el lago más profundo de Escocia, se convirtió gracias a Nessie en una de las atracciones turísticas más populares del país.

La Sirena 

 

Hay que reconocer que la sirena no es un monstruo. Y existe una clara imagen de su aspecto: la parte superior es un cuerpo de mujer y la parte inferior un pez. Con su cuento “La sirenita”, el escritor danés Hans Christian Andersen no fue el último en contribuir a la perduración de la leyenda. La figura de la sirena, en bronce, se encuentra actualmente en el puerto de Copenhague. La leyenda de la sirena tiene su origen en el mito de la Ondina, un espíritu acuático que solo puede ser liberado por un novio.

Skinwalker (Estados Unidos)

Los indios Navajo que viven en la reserva entre los estados norteamericanos de Utah, Arizona y Nuevo México aún hoy temen a los skinwalker. Según la leyenda, se trata de seres malvados que pueden transformarse en animales como coyotes, zorros o lobos, e incluso en otros seres humanos, causando desgracias. Quien quiera saber más de estas criaturas probablemente no tenga mucha suerte: normalmente, el Navajo no quiere hablar con extraños sobre “aquellos que caminan a cuatro patas”.

Kappa (Japón)

Este duende puede ser amable y malicioso al mismo tiempo, y en Japón es una figura importante. Esta criatura, un mono con un caparazón de tortuga en la espalda y membranas, vive, según la creencia popular, en el agua y tira a otros seres bajo el agua. La mayor debilidad del kappa es al mismo tiempo su rasgo más característico: tiene una abolladura en el cráneo que siempre debe estar llena de agua, porque de lo contrario el demonio pierde su fuerza. ¿Y qué deben hacer los turistas supersticiosos que viajan a Japón? Solo deben inclinarse ante el kappa, a lo que este responde inclinándose también, como todos los japoneses.

Drop Bear (Australia)

Este marsupial supuestamente vive en lo alto de árboles australianos y desde arriba se deja caer sobre las cabezas de sus víctimas. De ahí su nombre: drop bear, oso que se deja caer. Este ser se parece a un koala y es posible asustarlo de varias maneras, por ejemplo untando pasta de dientes detrás de sus orejas. ¡Cuidado! Los turistas suelen ser más víctimas del drop bear que las personas que hablan con acento australiano, al menos es lo que dice una inocentada de la revista “Australian Geographic”.

Los vampiros del sureste de Europa

Es la estrella de cine entre las criaturas fantásticas. Su mito tiene su origen en la creencia de que beber sangre inyecta nueva vida. El vampiro es un cadáver humano reanimado que busca su alimento. El representante más conocido es el conde Drácula, de Rumania. Un vampiro duerme en el ataúd, tiene colmillos afilados para clavarlos en la arteria carótida de su víctima y es inmortal, a no ser que uno le clave una estaca de madera en el corazón o lo decapite. A los turistas asustadizos en Transilvania, Bulgaria o Albania se les recomienda equiparse para su defensa con agua bendita, ajo y un crucifijo.

Deja un comentario