TEMPORADA BAJA

Polo, naturaleza y aventura: de todo para hacer en La Pampa

Visitas guiadas a áreas protegidas, el ecoturismo, el avistaje de ciervos en brama, de aves y de flores y la práctica de deportes náuticos y de vuelos a vela son las propuestas salientes para seducir a los turistas.

Foto: Télam [ Ver fotogalería ]

La provincia de La Pampa apuesta al desarrollo de los segmentos turísticos vinculados a la naturaleza y la aventura para atraer turistas en los meses de otoño e invierno y de esa forma consolidar la buena temporada de verano que se registró en esa provincia patagónica. Las visitas guiadas a áreas protegidas, el ecoturismo, el avistaje de ciervos en brama, de aves y de flores y la práctica de deportes náuticos y de vuelos a vela son las propuestas salientes para seducir a los turistas.

El Parque Nacional Lihué Calel, ubicado en la zona centro-sur, cerca de Puelches; el centro de visitantes Likan Mapu; donde se puede apreciar la relación del hombre con el entorno natural; el Sendero del Valle Namuncurá; las caminatas al Cerro de la Sociedad Científica Argentina; y las visitas a las Pinturas Rupestres, son las principales propuestas para el turismo natural en área protegidas. De acceso totalmente gratuito las 24 horas, el parque combina leyendas, religión y naturaleza. Se trata de casi 10 mil hectáreas con un sorprendente microclima, que hace millones de años fueron arrasadas por lava volcánica.

(Foto: parquesnacionales.gob.ar)

Citado por Télam, el subsecretario de Turismo de La Pampa, Lautaro Córdoba, señaló que “queremos fomentar el turismo activo con el crecimiento de actividades ligadas a la aventura, el ecoturismo y la naturaleza“. “El Turismo Aventura tiene circuitos y recursos turísticos ya desarrollados y otros que están identificados pero que no están valorados. un motivo por el cual queremos darlos a conocer“, puntualizó el funcionario.

La Pampa, con cuatro millones de hectáreas, tiene la mayor superficie de bosques de caldén de Argentina, y por esa razón cuenta con una gran cantidad de lugares para el Turismo Aventura, entre los que se destaca la Reserva Provincial Parque Luro. La reserva, que es la única área protegida que preserva el bosque de caldén, cuenta con una zona de pastizal de características particulares y con dos lagunas de carácter salino que albergan a un importante número de aves acuáticas.

El director General de Turismo de La Pampa, José Luis Grotto, precisó que este espacio tiene una extensión con 7.600 hectáreas, de las cuales 1.600 están abiertas a la exploración y dijo que esa circunstancia “permite admirar la naturaleza en todo su esplendor y convivir con un paraíso de flora y fauna increíble“. “Los bosques, médanos y lagunas de este espacio representan un paisaje típicamente pampeano“, aseguró Grotto.

La reserva natural posee alrededor de 160 especies de aves, de las cuales, según la época del año en que se realice el avistaje, se pueden reconocer aproximadamente 40. El avistaje de aves en su hábitat natural, que permite reconocerlas, distinguir sus comportamientos, sus plumajes, sus colores y sus cantos, es otra de las actividades que valorizan a este espacio natural. Existen estancias (como “Laguna Don Tomás”, en Santa Rosa y “Laguna Delfín Pérez”, en General Pico) además del Parque Nacional Lihué Calel y el Ecoparque “La Casa de los Abuelos”, donde se pueden realizar actividades de avistamiento.

Los ciervos colorados, que en marzo y abril se movilizan hacia donde están las hembras emitiendo sonidos que se conocen con el nombre de brama, son el espectáculo más importante para los turistas que eligen la naturaleza y la aventura. Según el director General de Turismo pampeano, el avistaje de la brama de los ciervos colorados “cada año atrae a más visitantes y potencia a la reserva como un destino turístico en temporada baja”.

Actividades náuticas, vuelos en parapente y recorridos en vehículos todo terreno son algunas de las actividades favoritas de los visitantes de La Pampa. El espejo de agua del parque recreativo Don Tomás, en Santa Rosa, permite la práctica de windsurf, kayac, canotaje, sky acuático y motonáutica y también el acceso al Club Náutico, que desarrolla varias actividades acuáticas y es guardería para embarcaciones. Estas actividades, sumadas a la pesca deportiva, también se pueden llevar a cabo en la laguna del parque recreativo Delfín Pérez, en General Pico.

La Pampa, específicamente la zona de Toay, es considerada como uno de los mejores lugares de Argentina para la práctica del vuelo a vela, tanto en planeadores como en parapentes, por sus excelentes térmicas, que posibilitan los vuelos de distancia y prolongados periodos en el aire. El oeste pampeano, con sus comarcas de salinas, la inmensidad de su bosque de caldén, el silencio del paisaje y la gastronomía de campo constituye el lugar ideal para las excursiones en vehículos todo terreno.

RELAX ESTANCIERO

(Foto: Archivo)

Para vivir experiencias totalmente auténticas en un entorno rural, tanto la ciudad de General Acha como Santa Rosa ofrecen propuestas atractivas para desconectarse de la cotidianeidad y disfrutar sin culpas de un extenso paseo a caballo, un día de picnic, degustar platos típicos, observar domas e intercambiar historias con los peones para desentrañar la verdadera cultura local.

Son muchas las estancias que ofrecen estos servicios, cada una con su particularidad. Sólo por mencionar algunas están: A Puro Campo, enclavada en el Valle Argentino; Don Justo, instalada en el desierto pampeano; La Blanca, zona que hasta 1900 fue asentamiento indígena del que aún quedan huellas; La Holanda, sobre un bosque de caldenes y donde se puede visitar un importante museo histórico y artístico; La Julia, entre lagunas y salitres; La Marianita, dedicada a la agroganadería; y Santo Domingo, donde aprender actividades rurales.

CUNA DEL POLO ARGENTINO

(Foto: Archivo)

Ubicada en la zona conocida como “Tierra del Cawell”, al noreste de La Pampa, la localidad de Intendente Alvear ofrece al turista la tranquilidad, silencio y relax que sólo se obtiene en el interior del campo argentino. Un circuito de profundas raíces y costumbres, con alojamiento en estancias rurales, actividades junto a la peonada, festivales de doma, guitarreadas, cabalgatas y paseos de aventura.

Oficialmente designado “Cuna del Polo Argentino”, este poblado de la llanura pampeana alberga los mejores petiseros del mundo y profesionales de gran trayectoria en el deporte. El destino se encuentra prácticamente al límite de las provincias de Buenos Aires y Córdoba, lo que permite tener gran accesibilidad terrestre y aérea. Y las buenas condiciones climáticas que lo caracterizan durante los 365 días del año, no sólo resultan benéficas para el disfrutar de unas relajadas vacaciones al sol, sino también para descubrir las variadas cosechas agrícolas que en los campos se producen.

IMPERDIBLES

» El Ecoparque Casa de los Abuelos es ideal para entrar en contacto con la naturaleza por albergar en su amplia extensión diversas especies de flora y fauna autóctona. Posee áreas de picnic, paradores gastronómicos, un área de juegos infantiles, carros para paseos, visitas guiadas y fiestas criollas.

» Parque Nacional Lihuel Calel, un histórico reservorio de flora y fauna autóctona, considerado último refugio del cacique Namuncurá, de acceso totalmente gratuito; y, la Reserva Natural Parque Luro que protege un bosque único de caldenes, a muy escasos kilómetros de Santa Rosa (Capital provincial).

» Las reservas naturales Laguna Guatraché, La Reforma, Limay Mahuida, Casa De Piedra, La Humada y Pichi Mahuida completan la lista de sitios imperdibles para los amantes de este segmento turístico.

Deja un comentario