Siguiendo la huella de Van Gogh a través de Holanda

Una ruta temática de 335 kms conecta varios lugares importantes relacionados con Van Gogh en los lugares donde el artista nació y creció. En bici, o en bus, casas y museos.

(Foto: Visit Holanda) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para:

Por Darío Silva D’Andrea / @dariosilvad

 

La trayectoria del célebre pintor holandés Vincent Van Gohh (1853-1890) se puede recorrer en Holanda a través de una nueva ruta turística que fue aclamada como la mejor ruta temática del 2016. Estamos hablando de un recorrido de más de 335 km de extensión en el que los ciclistas pueden seguir los pasos del artista admirando los paisajes que plasmó en sus pinturas. De esta manera, el ciclista podrá visitar los lugares de más importancia en la vida del pintor holandés.

 

(Foto: Visit Holanda)

 

Una de las primeras paradas es la Casa de Vincent Van Gogh, donde nació y paso su niñez, en Zundert, donde ahora se encuentra el Museo Van GoghHuis, con hermosas presentaciones sobre su vida y sus obras. La ruta continúa por Tilburgo, donde Van Gogh recibió sus primeras clases de dibujo en una escuela y donde se puede hacer una visita en el aula de dibujo Vincents Tekenlokaal. En el Centro de Información sobre Van Gogh, en Etten, se muestran sus primeros bocetos de modelos.

La ruta temática también incluye al Vincentre de Nuenen, donde se puede experimentar, mediante distintas actividades interactivas, cómo era la vida en ese lugar en la época en la que Van Gogh residió allí. Ubicada a solo una hora y media de viaje desde Ámsterdam, se trata de la ciudad donde el pintor realizó una cuarta parte de su obra como “Tejedor de pie enfrente al telar” o “Los comedores de patata”.

 

(Foto: Visit Holanda)

 

Los amantes de Van Gogh tienen en Neunen posibilidad de conocer de primera mano la tierra donde vivió y en la que creó gran parte de su obra. Allí, Van Gogh vivió uno de los periodos más productivos de su vida como artista, pintando cerca de 200 cuadros -entre ellos ‘Los comedores de patatas-, más de 300 dibujos y 25 acuarelas. Asimismo, en esta localidad hay más de 20 emplazamientos relacionados con el pintor, como el lugar dónde recibió su primera lección de dibujo, multitud de paisajes y localizaciones que aparecen en sus cuadros, o estatuas o edificios con un significado especial.

Desde marzo de este año, se puede llegar al pueblo de Neunen mediante una nueva línea de autobuses que parte del Museo Van Gogh en Ámsterdam y, gracias a la compra de una entrada combinada, se pueden conocer los distintos hitos de la vida del pintor, como el Van Gogh Village, donde habitó entre 1883 y 1885. Obviamente, también hay recorridos en bicicleta por el pueblo que incluyen la casa de los padres de Vincent o la iglesia protestante en la cual el padre de Van Gogh predicaba todos los domingos.

 

(Foto: Visit Holanda)

 

En Eindhoven, construida en honor a Van Gogh, se encuentra la senda ciclista Van Gogh-Roosegaard, inspirada en la afamada obra “La Noche estrellada, uno de los cuadros más famosos de Van Gogh, y decorada por el reconocido artista holandés Daan Roosegaarde con miles de piedras que brillan en la oscuridad y le confieren un aspecto mágico.

Se dice que los colores de “La Noche estrellada” se vuelven mucho más vivos para aquellos que hayan bebido, y destaca por los colores amarillos de la pintura, y que el cuadro refleja los problemas de salud mental que tenía el pintor. De hecho se rumoreó que el pintor podría haber estado envenenado con plomo mientras pintaba, y de ahí los halos que dibujó en el cuadro. El carril pasa entre los molinos de Opwettense y Colse, en Nuenen, símbolos que se pueden ver reflejados en sus primeras pinturas, como una una forma de conectar el diseño contemporáneo con la obra expresionista.

La ruta también incluye la visita al Museo Noordbrabants en Den Bosch en el que admirar algunas de las obras de la época temprana del pintor. Este complejo forma, con el Museo Municipal de ‘s-Hertogenbosch, el núcleo del distrito de los museos de la ciudad, y ofrece una imagen única de la vida en Brabante a lo largo de los siglos. Desde la región en la época romana, hasta obras modernas de artistas destacados en más de 4.000 m2 de salas de exposición.

El pabellón de Van Gogh expone varias obras trascendentales del periodo en Brabante del artista. Es más, es el único museo de la región que alberga obras originales de Van Gogh. Una de estas obras es “El jardín de la vicaría de Nuenen” (1885), procedente de una colección privada. Se trata de la última acuarela conocida de Van Gogh producida en Nuenen, lo que la convierte en una pieza muy interesante de su obra.

 

(Foto: Visit Holanda)

 

Viajar a Holanda y no visitar el Museo Van Gogh de Ámsterdam, puede ser un sacrilegio. El complejo exhibe muchas de las obras que pintó en la provincia de Brabante. El museo celebra este año el retorno al museo de las dos obras del pintor que fueron robadas, “Vista del mar desde Scheveningen” (1882) y “Feligreses saliendo de la Iglesia Reformada de Nuenen” (1884-85). La entrada cuesta 99 euros por persona y puede adquirirse en el mismo Museo, o a través de portales de reservas internacionales como Expedia, Viator o Get your Guide.

Quien se atreva a ir más lejos, puede visitar la localidad francesa de Auvers-Sur-Oise, situada al noroeste de París, a la que se puede llegar en tren desde la estación parisina Gare du Nord. Allí, la posada “Ravoux” exhibe un pequeño cuarto vacío con una silla y un tragaluz en el que Vincent murió. “Auvers es muy bonita, de verdad. Realmente bonita“, escribió Van Gogh, quien se dedicó a pintar sus paisajes.

Desde que llegó a ese lugar en mayo de 1890, entró en una fase de éxtasis creativa: en 70 días hizo 80 cuadros, además de muchos dibujos, y la mayoría se exhibe actualmente en el Museo d’Orsay en París. El “Campo con cuervos”, tal como se llama el famoso “último cuadro” del pintor holandés, que se puede ver en el Museo Vincent van Gogh en Ámsterdam, prácticamente se puede atravesar en Auvers-Sur-Ois. Su muerte en la posada de Ravoux, después de haber sido herido en el campo, sigue siendo hoy un gran misterio.

Deja un comentario