VAL THORENS / FRANCIA

El inolvidable placer de esquiar en la cima de Europa

Con 600 kms de pistas, Val Thorens es el mejor destino de nieve de Europa y las facilidades para conocerlo son increíbles. La tirolesa más grande del mundo y la experiencia all inclusive en un marco natural asombroso. Fotos.

Val Thorens el mejor centro de esquí del mundo, la mejor estación de esquí de Europa y la mejor de Francia. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuándo ir:

Con quién ir: , , ,

Ideal para: , ,

Millones de dólares invertidos, kilómetros de nuevas pistas y tecnología de última generación: Hablemos de lo que los destinos “de nieve” europeos están haciendo para atraer visitantes apasionados por el esquí. Varias regiones en Francia, Alemania, Suiza, Austria o Italia han invertido mucho dinero para la temporada de invierno 2017, sobre todo en telesquíes ultramodernos, y los proyectos para la próxima temporada (desde noviembre) ya están en marcha.

Pero si hablamos de destinos de nieve por excelencia no podemos olvidar al más prestigioso de Europa: Val Thorens, en Francia. Se trata de la estación de esquí más alta de Europa y una de las más galardonadas, por distintos motivos: el mejor centro de esquí del mundo, la mejor estación de esquí de Europa, la mejor de Francia… según los World Ski Awards.

 

 

Este enclave alpino también es el punto de unión de los Tres Valles y sus 600 kilómetros de pistas (conocidas como “Le Tobbogan”) la conectan con las estaciones de Courchevel, La Tania, Brides-les-Bains, Meribel, St. Martin y Les Menuires. Hasta allí se trasladan anualmente esquiadores expertos de 55 países de todo el mundo.

Situada a 2.300 metros de altura en el departamento de Saboya, esta ciudad alpina es una maravilla por sí misma y la cantidad de actividad que ofrece a los viajeros puede ser escandalosa: 10 kilometros de senderos, la tirolesa más alta del mundo (¡para descender a una velocidad de 105 kilómetros por hora!), motos de nieve, parapentes, escuela de conducción sobre hielo, excursiones con raquetas, o trineo de perros, por no hablar de las comodidades, de las opciones nocturnas y las de relax.

 

 

Es increíble que en una población tan pequeña haya tantos bares, discotecas y clubs (más de cuarenta) y tantos restaurantes (más de 60), algunos con estrellas Michelin. Como si fuera poco, en temporada alta las nevadas calles se llenan de clases de baile, jacuzzis al aire libre y conciertos gratuitos de jazz, swing y música clásica.

Con kilómetros y kilómetros de descenso vertical, esquiar en Val Thorens es un placer. Es el centro de esquí más grande de Francia, y sin embargo se las arregla para conservar su aura de pueblo alpino con pequeños cafés y tiendas de artesanías que se combinan con una serie de hoteles de lujo incomparable. Para alojarse, la mejor opción es, como anticipamos, un all inclusive de la talla de Club Med (desde $ 21.237/adulto por semana), que con 22 resorts en Europa es el mayor operador de viajes de nieve de Sudamérica.

 

 

Construido con la forma de un tridente, el logo de la cadena, en algunos de los últimos terrenos disponibles de Val Thorens, el complejo se presenta como la oferta más importante del all inclusive en esta región. “Tiene una extensión de 10 pisos y se asegura que su comodidad es uno de los mayores atractivos del Club Med“, asegura Tiago Varalli, director de Club Med Argentina; “El visitante no necesita más que calzarse sus botas de esquí y salir del hotel para encontrarse con un terreno de 600 kilómetros de pistas“. Uno de los mejores regalos son las impresionantes vistas del glaciar de Péclet, considerada la vista panorámica más hermosa de los Alpes.

Según explica Agustin Piotto, gerente de Marketing de Club Med Argentina, “el servicio all inclusive le permite al huésped acceder libremente a comidas y bebidas, medios de elevación, clases grupales de esquí alpino y snowboard en distintos niveles“. “Las grandes alternativas son los shows diarios, las clases de fitness, la sala de musculación y el spa“, agrega. El complejo tiene, además dos restaurantes -el “Epicurious”, con un menú diseñado por Edouard Loubet, doble Estrella Michelin, y el “Yurt”, un poco más informal, para el desayuno, el almuerzo y la cena- un bar que recrea la forma en que las personas de los años 80 imaginaron el 2015.

 

 

Lo maravilloso de un complejo all inclusive es el poco esfuerzo que hay que hacer para disfrutar de las vacaciones. Y si se puede alternar con esto tu pasión por el esquí, y en la estación más alta de Europa, en los Alpes Franceses, mucho mejor. Si queremos agregarle épica a nuestros recuerdos, incluso podemos llegar a esquiar en tres países diferentes en un mismo día. Pero hay más: cruzar el Atlántico y pasar una semana en las nieves europeas puede ser más barato que hacerlo en la Cordillera de los Andes.

Hagamos cuentas: si deseamos ir 7 días a esquiar a una de las pistas de esquí más prestigiosas de la Argentina, necesitaremos pagar el avión y el alojamiento ($ 9.000) y alquilar el equipo de esquí (hasta $ 3.500 por 7 días). A ello debemos sumar los gastos en comida y traslados, y los impuestos, cifra total que supera los 20.000 pesos por persona. ¿La diferencia? Los destinos de nieve europeo se actualizan año tras año en busca de competencia y comodidad, para recibir a sus visitantes. Nos conviene no pensarlo y lanzarnos a la aventura del all inclusive por mucho menos.

 

DATA. Val Thorens se encuentra a 198 kms de la ciudad suiza de Ginebra y la duración aproximada del viaje es de 2 horas. La estación ferroviaria Moûtiers-Salins-Brides-les-Bains, a 50 minutos por carretera, conecta con el resto del Francia. La temporada alta comienza en noviembre y termina en mayo de 2018 (www.valthorens.com). Alojamientos: la región ofrece cabañas y departamentos privados (siete días, desde $ 21.000 en despegar.com) y resorts all inclusive (7 días, desde $ 19.000 en clubmed.com.ar).

Deja un comentario