TENDENCIAS

Las nuevas opciones en cámaras para viajeros, aventureros y deportistas

“GoPro” se convirtió para muchos en sinónimo de las videocámaras ideales para los viajeros amantes de la acción. Pero ahora otras marcas ampliaron la oferta.

Ficha

Si tenés alma de aventurero, seguramente siempre quisiste hacerte una selfie mientras esquiás, pedaleás, corrés, surfeás o buceás. Durante mucho tiempo parecía que solo había un fabricante de cámaras deportivas, GoPro, que se convirtió para muchos en sinónimo de las videocámaras ideales para los viajeros amantes de la acción. Pero desde hace tiempo marcas como Sony, Rollei, Ricoh o Panasonic ampliaron la oferta.

También hay muchos productos procedentes de China de bajo precio, por algo menos de 100 euros. “Las cámaras deportivas se diferencian de las cámaras digitales clásicas y de las videocámaras sobre todo en dos puntos”, dice Moritz Wanke, de la revista “Chip”: en el objetivo y la robustez. Las cámaras de acción utilizan en casi todos los casos un ultra gran angular“, agrega Wanke.

De ese modo registran lo más posible del entorno, según el modelo incluso hasta 180 grados. De esa forma no hay que concentrarse demasiado en enfocar exactamente lo que se quiere mostrar a la vez que se baja a toda velocidad la montaña nevada. Basta mantener la cámara en la dirección correcta y lo que uno quiere registrar quedará grabado.

Como contrapartida, este tipo de videocámaras debe hacer otras concesiones. No tienen zoom óptico y a causa del gran angular se produce el efecto de ojo de pez, es decir que las líneas se deforman en los extremos de la imagen. Por eso es importante tener presente que los motivos más importantes deben estar en el centro, para que salgan proporcionados.

La principal ventaja de este tipo de cámaras es su carcasa, que soporta caídas, así como arena y salpicaduras de agua. Con muchos modelos se puede bucear, en algunos casos incluso sin otra carcasa protectora. “Dejamos caer las cámaras desde un metro de alto sobre cemento o una superficie de agua y hacemos una prueba de resistencia al frío con hasta menos diez grados“, explica Sandra Schwarz, de la organización de protección al consumidor alemana Stiftung Warentest.

En la calidad de la imagen sí hay grandes diferencias.Muchas tienen problemas a contraluz”, dice Schwarz. Y con poca luz. Aquí se nota la menor equipación de estas videocámaras en comparación con las tradicionales. Muchas veces solo se puede regular el valor ISO y el contraste de blancos. Tampoco hay enfoque a causa del gran angular, así que todo lo que está más lejos del punto de enfoque sale borroso.

En lo que respecta a la resolución, la mayoría de los fabricantes ofrecen ya Ultra-HD, conocida también como 4K.Eso es cuatro veces la resolución Full-HD y en la práctica implica más detalles y mayor nitidez“, señala Wanke. Aunque, eso sí, con mucho gasto de memoria y batería.

Otro número a tener en cuenta es la frecuencia de fotogramas: cuantos más por segundo, más fluida es después la reproducción del video, sobre todo a cámara lenta. Más importante que todo esto es a su vez la estabilidad. De lo contrario, después de bajar la montaña no se tiene más que un caos de imágenes. Por eso se necesita un estabilizador de imagen muy potente que incluso compense los saltos de las piedras de la pista de mountainbike.

“En algunos videos a uno le da náuseas tan solo verlos”, señala Schwarz. Como los fabricantes no suelen medir el estabilizador de imagen con números, los usuarios dependen de los comentarios de otros, tests o de hacer ellos mismos pruebas.

¿Y cómo se consigue todo esto cuando a la vez que se filma se recorre el paisaje a toda velocidad y con las manos ocupadas? “Desde soportes que se fijan en los manubrios de la bicicleta o la moto, pasando por cinturones pectorales y accesorios para las bridas, por ejemplo, hay opciones para cualquier circunstancia”, indica Wanke.

Schwarz recomienda mirar los accesorios disponibles antes de comprar la videocámara. Sorprendentemente, “a menudo las más baratas son las que más accesorios traen“. Por lo demás, las cámaras se distinguen por los detalles de equipamiento. Algunas ofrecen otros elementos como barómetro o registro de velocidad, grabación en cámara rápida o lenta o función para sacar fotos.

Se controlan a través de pantallas incorporadas, con mandos a distancia o mediante una app con el smartphone. Los modelos más nuevos también funcionan por comandos de voz, con lo que el usuario tiene las manos libres y, por tanto, ningún problema a la hora de usarlos, como cuando se llevan gruesos guantes y hay que apretar un botón.

Deja un comentario