Más que sol y playa: Cuba fomenta el turismo cultural y natural

El año pasado visitaron el país cuatro millones de turistas, un 13 por ciento más que en 2015 y más de 2 millones ya visitaron este país en lo que va del 2017. Pero el país caribeño necesita explotar sus otros atractivos.

Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

| Nota publicada el 19 de julio de 2017

Palmeras, mar de aguas cristalinas, arena blanca, el ritmo de la salsa de fondo y un mojito bien frío en la mano: así son las vacaciones de cientos de miles de turistas cada año en Cuba. Durante años, a Cuba le fue muy bien con el turismo de sol y playa. El año pasado visitaron el país cuatro millones de turistas, un 13 por ciento más que en 2015 y más de 2 millones ya visitaron este país en lo que va del 2017.

“El turismo es una industria clave”, dice el profesor de Economía Ricardo Torres, de la Universidad de La Habana. Después del envío de personal médico al extranjero, el turismo es la principal fuente de ingresos del extranjero para la isla caribeña.

En 2016 aumentó sobre todo el número de visitantes de Estados Unidos. El año pasado viajaron a Cuba casi 282.000 ciudadanos estadounidenses, un 74 por ciento más que en 2015. Pero también experimentó un aumento notable, del 42 por ciento, la cifra de turistas españoles, hasta superar los 153.000.

 

 

Sin embargo, también hay playas bonitas en la República Dominicana y en México. Por eso, Cuba quiere ahora fomentar otros tipos de turismo basados en la cultura y la aventura. “Cerca del 80 por ciento de nuestro turismo es de playa. Pero Cuba tiene mucho más que ofrecer. Queremos llevar el turismo a todo el país“, dice el director general de Desarrollo del Ministerio de Turismo cubano, José Daniel Alonso.

Cuba promociona en las ferias de turismo internacionales por ejemplo las vacaciones en la provincia de Pinar del Río. Los turistas pueden descubrir cómo es la producción de tabaco en el Valle de Viñales y disfrutar del paisaje surreal con los mogotes, unas características formaciones montañosas. La zona fue declarada Paisaje Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Trinidad, en la costa sur, atrae por su casco antiguo de la época colonial y por el Valle de los Ingenios, cercano a la ciudad. “Debemos resaltar mejor las singularidades de Cuba para los turistas de modo que destaquemos entre los demás destinos del Caribe”, dice Jesús Pulido, de la Asociación Nacional de Economistas. “Por ejemplo, no hemos aprovechado durante mucho tiempo nuestra gastronomía como potencial”.

En comparación con otros destinos de la región, Cuba es bastante cara, sin embargo, y la calidad de la infraestructura y del servicio deja a menudo mucho que desear. Muchos turistas pasan por alto estas deficiencias porque buscan la auténtica Cuba. Pero este plus no será válido siempre.

 

 

“Debemos mejorar la calidad de los servicios y subir el estándar de las instalaciones”, admite Daniel Alonso, del Ministerio de Turismo. Para ello, Cuba necesita inversiones extranjeras. Hasta el momento, el ministerio ha convocado 110 proyectos para inversores extranjeros.

Para 2030 se quieren construir en la isla más de 100.000 habitaciones de hotel. Además, las empresas extranjeras podrán gestionar a partir de ahora pequeños hoteles en las ciudades y no solo los enormes complejos en las playas, como ocurría hasta ahora.

Pero el nuevo camino que ha emprendido el presidente estadounidense, Donald Trump, contra Cuba podría significar un duro golpe para la modernización de la infraestructura turística cubana. Recientemente restringió por decreto los viajes a Cuba de turistas estadounidenses y prohibió el pago directo de empresas estadounidenses al Ejército cubano.

El problema es que las Fuerzas Armadas cubanas controlan a través del grupo GAESA el 80 por ciento del sector turístico. Los militares gestionan muchos hoteles a través de la empresa Gaviota junto con cadenas internacionales como Meliá, Iberostar y Marriott. “Esto tendrá sin duda un efecto”, dice Daniel Alonso. “Hay muchas empresas estadounidenses interesadas en hacer negocios con Gaviota“.

 

Deja un comentario