Cancelaciones y menos reservas: la crisis catalana amenaza al turismo

Aunque todavía no hay datos concretos sobre la mesa, los hoteleros y empresarios turísticos empiezan a advertir de las consecuencias. Cataluña es la región más importante del mercado turístico español.

PIXABAY [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

| Noticia publicada el 12 de octubre de 2017

En el elegante hotel Petit Palace Boquería, situado en pleno centro de Barcelona, el teléfono suena estos días más de lo habitual: los huéspedes desean cancelar. La escena se repite en otros alojamientos de Cataluña, donde el proceso independentista, con las movilizaciones desencadenadas tanto a favor como en contra y la inquietud desatada por una posible declaración de secesión amenazan al turismo, uno de los motores económicos de la región más visitada de España.

Las imágenes de las protestas y de las acciones policiales del pasado 1 de octubre, que pretendían impedir el polémico referéndum soberanista impulsado de forma unilateral por el Gobierno catalán y prohibido por la Justicia, dieron la vuelta al mundo. El Reino Unido, segundo emisor de turistas a la región después de Francia, lanzó un aviso en el que alertaba de que las movilizaciones podían continuar y de que, a pesar de su carácter “pacífico”, podían escalar y “girar hacia la confrontación”. En la misma línea se pronunciaron otros países como Alemania u Holanda.

Aunque todavía no hay datos concretos sobre la mesa, los hoteleros y empresarios turísticos empiezan a advertir de las consecuencias. “La inestabilidad y la incertidumbre que generan hechos recientes no es buena para ninguna actividad económica, entre ellas la turística. Para las próximas semanas se percibe una ralentización de la entrada de reservas“, señala el Gremi d’Hotels de Barcelona, pese a que las previsiones de ocupación siguen siendo “muy altas”.

PIXABAY

En la misma línea, desde el Gobierno español aseguran que “se ha constatado un frenazo en el crecimiento del turismo en Cataluña”. Mientras tanto, en el Ejecutivo catalán, impulsor del proceso secesionista, son cautos: “El año pasado hubo récord de turistas en Cataluña, también el anterior. Y este 2017, a pesar de ser más agitado, vamos en la misma línea. Cuando tengamos los datos (de septiembre y octubre) veremos qué efecto real tiene“, explica un portavoz de la Dirección General de Turismo del Ejecutivo catalán. “Si hubiera un descenso, las aerolíneas concentrarían frecuencias y reducirían vuelos. Y eso no ha pasado“, señala la misma fuente.

Casi una cuarta parte de los turistas extranjeros que llegan a España elige Cataluña. En 2016 lo hicieron 17 millones de personas, un 3,8 por ciento más que en el año anterior. Barcelona, con la playa de la Barceloneta y monumentos emblemáticos como la basílica de la Sagrada Familia o el Park Güell, ambos obra del catalán Antoni Gaudí, es la ciudad más visitada de España. Ciento treinta y cinco años después de la primera piedra, el templo proyectado por Gaudí sigue en construcción y atrae cada día a 15.000 visitantes.

PIXABAY

Los turistas no son del todo ajenos al conflicto independentista. “Hemos visto banderas, un par de manifestaciones y mucha policía. Antes de venir nos informamos bien por si había problemas o cancelaciones“, reconocen a dpa Adrián y Viviana, una pareja de uruguayos que visita por primera vez Barcelona. El bulevar de La Rambla, recorrido a diario por cientos de turistas, rebosa actividad todos los días del año. Allí mismo, el 17 de agosto, una furgoneta conducida por un yihadista atropelló a decenas de personas y dejó 13 muertos y más de cien heridos.

 

Algunos datos clave

— En 2016, Cataluña recibió 17,4 millones de turistas extranjeros, un 3,8 por ciento más que el año anterior, lo que supone un 22,5 por ciento del total en España. En los primeros seis meses de 2017, la cifra alcanzó los 11,2 millones en la región.

— El gasto realizado por estos visitantes el pasado año ascendió a 15.625 millones de euros (18.332 millones de dólares).

— El principal país emisor de turistas a Cataluña es Francia, seguido por Reino Unido.

— Barcelona es la ciudad más visitada de España. Su puerto recibe cada mes unos 60 cruceros.

— El Ayuntamiento de Barcelona admite un descenso en el ritmo de las reservas hoteleras en la ciudad para los próximos meses, según desveló el concejal de Turismo municipal, Agustí Colom.

— Según la encuesta semanal que elabora en 150 hoteles de Barcelona Turespaña, organismo dependiente del Gobierno español, para la semana del 2 al 8 de octubre se preveía una ocupación del 88,6 por ciento frente a la ocupación del 90,8 por ciento que se registró la anterior y del 91,6 por ciento una antes.

— La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) informó de que las reservas entre el 15 y el 30 de octubre experimentan una disminución de entre el 6 y el 10 por ciento. La entidad teme que pueda bajar hasta un 30 por ciento, informó el Ejecutivo español.

— En agosto, el turismo de origen nacional se redujo en Cataluña un 4,2 por ciento respecto al mismo mes de 2016, según la encuesta de ocupación hotelera que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

— Los primeros días de octubre, coincidiendo con el referéndum catalán y las protestas que provocó, la compañía Tui desvió varios cruceros que tenían como destino Barcelona, según medios españoles.

— Compañías aéreas como American Airlines, que opera vuelos entre Barcelona y Miami, Nueva York y Filadelfia advirtieron a los pasajeros de que es conveniente modificar reservas entre el 3 y 13 de octubre ante la previsión de problemas derivados de la tensión política, destacó el Gobierno español.

Deja un comentario