GOURMET

Las Maldivas, un destino cada vez más atractivo para gourmets

Los tiempos en que los turistas se contentaban con comer un pescado asado en la playa pertenecen al pasado.

El restaurante japonés “Tapasake” en el resort “One & Only” está construido sobre palos en la laguna. Foto: One&Only Resorts [ Ver fotogalería ]

Ficha

Ideal para:

Villas aún más grandes, piscinas aún más largas, spas aún más lujosos: los complejos turísticos en las Maldivas son cada vez más gigantes. Sin embargo, la competencia es feroz. Apenas fue inaugurado lo que supuestamente es el mejor oasis de “wellness” en el océano Índico cuando otro aún más imponente se levanta sobre el suelo arenoso. Para llamar la atención en las Maldivas es necesario construir mucho y gastar mucho dinero.

Últimamente, sin embargo, el sector turístico en este archipiélago del océano Índico apuesta cada vez más por la excelencia gastronómica. Los tiempos en que los turistas se contentaban con comer un pescado asado en la playa pertenecen al pasado. Un solo restaurante por cada resort ya no es suficiente. “Tiene que haber como mínimo dos o tres. Si no, los turistas se aburren”, dice Jérôme Voltat.

El restaurante en el resort “Milaidhoo” se encuentra en un dhoni, un velero típico de las Maldivas anclado en la laguna.


Este chef francés trabaja en el resort “One & Only”, en la isla de Reethi Rah, que en materia culinaria es una de las mejores en el Índico. La isla cuenta con seis restaurantes, cada uno con un estilo culinario diferente y una presentación distinta. El principal restaurante abarca un área elegantemente diseñada con platos internacionales y asiáticos y una terraza delante del bar, donde se sirven cócteles mediterráneos clásicos. Por supuesto que uno también puede comer directamente en la playa, en el “Beach Club”.

El restaurante japonés “Tapasake” está construido sobre palos en la laguna. Los comensales están sentados en pasarelas junto a las cuales nadan por la tarde tiburones inofensivos, así como peces multicolores. En un lugar tan paradisiaco incluso la comida basura podría ser deliciosa, pero en el “Tapasake” se sirve sushi y filete de Wagyu de la mejor calidad. Además, muchos resorts invitan a cocineros internacionales de primer nivel para eventos especiales destinados a gourmets.

“Botanica” es uno de los seis restaurantes que hay en la isla de Reethi Rah.


En varios resorts ya hay restaurantes subacuáticos. En el “Anantara Kihavah” incluso hay una bodega subacuática, la primera en las Maldivas. El primer restaurante subacuático, el “Ithaa”, se abrió en el resort “Conrad Rangali”. Otro resort, el “Hurawalhi”, se precia de tener el restaurante subacuático más grande.

Los resorts no solo instalan restaurantes sobre y debajo del agua. El ”Niyama” inauguró hace algunos años el primero de las Maldivas que está situado en un árbol y donde los comensales están sentados debajo de enormes copas. Los camareros llevan las bandejas con platos asiáticos de vanguardia a las mesas balanceándose sobre estrechas pasarelas.

El chef francés Jérôme Voltat trabaja en el resort “One & Only”, en la isla de Reethi Rah.


Los restaurantes son cada vez más extravagantes, los platos cada vez más variados y los cocineros cada vez mejores. Los resorts de primera categoría se ven obligados a librar esta batalla culinaria porque el público es exigente y variado.

Durante décadas, casi todos los turistas que viajaban a las Maldivas eran europeos, sobre todo alemanes, italianos, franceses y británicos. “Actualmente, se puede ver en el aeropuerto y en los resorts gente de muchos otros países del mundo”, dice la gerente de ”Anantara”, Claire Bromilow. Hay cada vez más turistas de Corea del Sur, Japón y China, y en los resorts de lujo se pueden ver cada vez más huéspedes árabes.

El restaurante árabe “Fanditha” en el resort “One&Only” cuenta con un sunset-bar.


Ya para el desayuno los cocineros tienen que atender paladares muy diferentes: paté de hígado para los alemanes, platos de hummus y verduras para los árabes, sopas calientes y arroz para los asiáticos. Poco a poco, también la cocina maldiva está entrando en los restaurantes de primera clase. No es fácil porque en las pequeñas islas en el Índico solo crecen papayas, plátanos, cocos y poco más. El mar ofrece una variedad de productos casi infinita pero hasta el momento no se ha aprovechado esta abundancia para preparar platos especialmente refinados.

La cocina maldiva es una mezcolanza de influencias indias, cingalesas y árabes. Generalmente, los pescados asados son demasiado secos y el atún pierde su sabor por el uso excesivo de curris. Los platos se sirven con roshi, un pan típico de las Maldivas, o arroz. Para la mayoría de los paladares occidentales, los platos son demasiado picantes o insípidos.

El primer restaurante subacuático, el “Ithaa”, se abrió en el resort “Conrad Rangali”.


En el resort “Park Hyatt Hadahaa”, en el sur de las Maldivas, se ofrece a los comensales una auténtica “comida familiar”: un cocinero maldivo degusta junto con los turistas platos clásicos y explica cómo se preparan y cómo deben comerse. ”Milaidhoo”, un nuevo resort en el atolón Baa, en el norte del archipiélago, llevó la cocina maldiva a un nivel más alto. En el restaurante de lujo trabaja el cocinero televisivo Ahmed Sivath. El mejor chef de las Maldivas intenta interpretar los platos tradicionales de forma moderna y presentarlos con un estilo gourmet.

El restaurante subacuático “Ithaa” en “Conrad Rangali” se reconoce bien desde la superficie.


Cocina maldiva de alto nivel en el restaurante de lujo del nuevo resort “Milaidhoo”.


En el resort “Park Hyatt Hadahaa” un cocinero maldivo degusta junto con los turistas platos clásicos y explica cómo se preparan y cómo deben comerse.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *