Las pizzerías de Avenida Corrientes, pasión porteña

Desde hace décadas, algunas de las mejores pizzerías de Buenos Aires se concentran en esta gran avenida de teatros y librerías.

"Las Cuartetas" [ Ver fotogalería ]

Hubo un tiempo en que Corrientes no era una avenida de la Ciudad de Buenos Aires, sino una calle angosta, un sendero oscuro que respiraba tango, bohemia y malevaje. Muchas cosas cambiaron desde entonces, pero un rasgo permanece inalterable: allí se siguen concentrando algunas de las mejores pizzerías de la capital argentina.

La pizza es una de las comidas favoritas de los porteños, que tienen una predilección especial por las pizzas clásicas servidas en lugares tradicionales, que en algunos casos tiene más de medio siglo de vida. La Avenida Corrientes concentra en pocas cuadras muchas de estas legendarias pizzerías, muy populares entre la gente que trabaja en la zona durante la semana, así como también entre quienes salen a cenar, antes o después del teatro, que es, junto a las librerías, otro de los emblemas de la avenida. Espacios rústicos, cargados de historia, que ofrecen algunas de las muzzarelas y fugazzetas más ricas de la ciudad.

Güerrín (Av. Corrientes 1368, Te. 4371-8141) fue fundada en 1932 por el italiano Franco Malvezzi y es toda una institución de Corrientes, con su pizza molde, de masa gruesa y esponjosa. Si uno está apurado, puede acodarse en la barra y pedir por porción. Si no, es cuestión de elegir mesa en alguno de sus amplios salones. Ofrece una gran variedad, que va desde la clásica pizza de anchoas a la de verduras con salsa blanca. La “especial de la casa”, con muzzarella, jamón y tomates naturales, es una de las más pedidas.

Justo enfrente de Guerrín se encuentra Los Inmortales (Av. Corrientes 1369, Te. 4373-5303), que durante años fue el lugar elegido por los actores y actrices antes y después de sus funciones de teatro. Las paredes del lugar están cubiertas de fotos de sus más ilustres visitantes, que van de Tita Merello a Alberto Olmedo. Su especialidad son las pizzas a la piedra, de masa finita y crocante. Si bien tiene sucursales, la de Corrientes es su casa original, con un célebre mural en el que se ve a Carlos Gardel junto al Obelisco. En Los Inmortales hay que comer rápido y dejar el lugar al siguiente, ya que como no sirven café, no hay tiempo para la sobremesa.

 

Otra buena alternativa es Banchero (Av. Corrientes y Talcahuano; Te. 4382-4669), cuya sede original fue fundada en La Boca por un inmigrante genovés llamado Agustín Banchero, a quien se adjudica ser el creador de la fugazza con queso. En la sucursal de Corrientes, es frecuente ver a la gente acodada en la barra, comiendo porciones de pie. Por último, hacia el lado sur del Obelisco, otro clásico inoxidable es Las Cuartetas (Av. Corrientes 838; Te. 4326-0171; Atiende de lunes a viernes, de 11 a 1.30; los sábados, de 12 a 2, y los domingos, de 19 a 24 hs) , que tiene casi 80 años de historia y prepara una pizza masa molde, gruesa y con abundante muzzarella. No apta para los que están a dieta, pero sí una experiencia cien por ciento porteña.

Más información en http://www.rutadelapizza.com.ar/

 

Notas relacionadas

Más notas gastronómicas

6 Comentarios en “Las pizzerías de Avenida Corrientes, pasión porteña

  1. Pingback: Una tradición ferial que se renueva cada domingo | Turismo

  2. Pingback: Moscato, pizza y fainá en Buenos Aires | Turismo

  3. Banchero: en Pizza, s+i ,pero es para mì INOLVIDABLE el submarino que pedì y que me sirvieron con leche llena de grasa amarilla y asqueosa, que, por primera vez en mi vida tuve que devolver…. ALgo tan simple como un Simple submarino….

Deja un comentario