ISLAS BALEARES, ESPAÑA

Mallorca, el destino top más visitado (y caro) del verano europeo

Pese al aumento de los precios de los hoteles, las protestas antituristas y el impuesto al turismo, la isla recibe a cada vez más turistas. El año pasado visitaron la isla mediterránea 10,3 millones de turistas extranjeros.

Ficha

Región: ,

Nota publicada el 17 de abril de 2018


Los tiempos en que Mallorca era conocida sobre todo por las ruidosas fiestas en la playa con sus borracheras ya quedaron en el pasado. Aunque sigue atrayendo a muchos turistas amantes de las fiestas, la isla española ofrece actualmente opciones para diferentes tipos de turistas. Pese al aumento de los precios de los hoteles, las protestas de los nativos y la introducción de un impuesto al turismo, Mallorca sigue recibiendo a cada vez más turistas. El año pasado visitaron la isla mediterránea 10,3 millones de turistas extranjeros.

Según el portal “Check24“, los precios de los hoteles para el verano de 2018 aumentaron como promedio en un 6,1% respecto al año pasado. Además, la tasa turística en las islas Baleares se duplicará este año durante la temporada alta, que va de mayo a octubre. Dependiendo de la calidad del alojamiento, la tasa es de dos a cuatro euros por noche. Y en la actual temporada alta se inauguran varios nuevos hoteles en Mallorca, sobre todo pequeños hoteles boutique exclusivos. Estos alojamientos están creciendo como la espuma, sobre todo en Palma de Mallorca.

Lea además: Los mercados de Palma de Mallorca, un paraíso para gourmets

También este año, un tema que suscita acaloradas discusiones es el creciente turismo de masas. El año pasado, muchos nativos salieron a las calles para protestar contra el aumento de los alquileres en Palma de Mallorca. Otro problema son los atascos causados por la gran cantidad de coches de alquiler y, por supuesto, los desmanes de los turistas revoltosos. Pero la tasa turística, que ya hizo acumular a las islas Baleares ingresos por unos 100 millones de euros, que se destinan a la protección del medio ambiente, es un intento de regular la afluencia masiva de turistas.

Además, durante el verano se cerrará temporalmente para coches privados la carretera panorámica que conduce a Cap Formentor. Desde el “Hotel Formentor” en Port de Pollenca saldrán lanzaderas que llevarán a los turistas al faro en el cabo. Además, se incorporarán más autobuses al servicio de transporte público. Por ejemplo, desde el aeropuerto de Palma saldrán lanzaderas con destino a Cala Ratjada, entre otras nuevas líneas programadas.

Muchos turistas no dormirán en verano en un hotel sino en una casa de vacaciones. En opinión de muchos analistas, la excesiva oferta de viviendas privadas de alquiler es una de las principales causas de la masificación turística en la isla. Según el touroperador Thomas Cook, el número de plazas de hotel en Mallorca solo aumentó en alrededor de un 2% desde los años ‘80. El Gobierno de Mallorca planea dividir la isla en zonas en donde se indique claramente si está permitido alquilar viviendas a turistas y cuántas.

Lea además: El mágico placer de bucear en las costas de Mallorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *