Grandes destinos, pequeños hoteles

Cuatro ciudades de América latina y Londres, eterna tentación, lideran la tendencia de hoteles de lujo, con lo justo y necesario. Fotogalería

RIVIERA MAYA. Más allá del bien y del mal, unos días inolvidables en la Riviera Maya, ese segmento del paraíso extendido entre Puerto Morelos y Tulum, 130 kilómetros de playas sobre el Mar Caribe: Puerto Morelos, Playa del Carmen, Xcaret y más. [ Ver fotogalería ]

Por Sissi Ciosescu (*)

La tendencia marca visitar lugares renombrados hospedándose en hoteles boutique de alta gama, con atención personalizada y la experiencia de “sentirse como en casa”. Londres, Lima, Buenos Aires, Puerto Plata y Quintana Roo son algunos puntos del globo que responden a esta nueva necesidad.

Ver Londres y sentir que es –junto a Berlín– un caldero de vanguardias merece una estadía en un hotel de Mayfair, un distrito señorial, quizá conocido por el juego de mesa Monopoly, donde aparece entre las casillas más caras. Su origen se remonta al año 600 y el nombre remite a la famosa feria que se inició en mayo (May) de 1686.

El barrio está delimitado por Park Lane, Piccadilly St., Piccadilly Circus, Regent St. y Oxford St., y es un pecado no recorrerlo. Destaca por sus tiendas carísimas (Fortnum & Mason) y la elegancia de sus hoteles. Entre ellos el Flemings (www.flemings.co.uk), inaugurado en 1851, construido sobre seis casas de estilo georgiano de 1750.

Para “vivir en traje de baño” una opción de ensueño es Puerto Plata, en República Dominicana, fundada en 1502 sobre la “costa de ámbar” del norte del país, así llamada por la cantidad de resina vegetal fosilizada que le da el color. La zona ofrece un malecón de 6 kilómetros de longitud y una playa increíble: Playa Dorada. Allí está Casa Colonial Beach & Spa (www.casacolonialhotel.com) con su piscina infinita. Para probar: mojito con ron Brugal (fabricado desde 1888).

Otro paraíso para no sacarse el bikini es la Riviera Maya, extendida entre Puerto Morelos y Tulum, con la isla de Cozumel como la perla. La ciudad principal es Playa del Carmen y Xcaret –a sólo 6 km– ofrece un yacimiento arqueológico maya y un parque ecológico increíbles.

En Quintana Roo, al este de la península de Yucatán, está la playa Xpu-Ha (“estero de dos aguas”), donde el agua apenas tiene medio metro de profundidad. En este balneario, el hotel Esencia (www.hotelesencia.com) está rodeado de jardines tropicales donde crecen fragantes limoneros y matas de aloe vera, utilizados en los tratamientos del spa.

Quien tenga su interés en el arte y busque una estadía en Buenos Aires, puede elegir un pequeño hotel del barrio de Recoleta cercano a las más lujosas galerías de artes plásticas, las buenas tiendas, el emblemático cementerio y el polo gastronómico y de entretenimiento de Buenos Aires Design. Para disfrutar a un paso de todo esto, CasaSur Art Hotel (www.casasur.com), íntimo –sólo 36 habitaciones–, arquitectura neoclásica y exquisita, pero sobria decoración. En su restaurante, Croque Madame, son imperdibles la cocina de autor y el menú de la India.

Para finalizar este top five por destinos exquisitos, una parada en Lima, portal de entrada a la cultura incaica. A la capital de Perú vale la pena recorrerla teniendo a mano La Lima de Mario Vargas Llosa, un librito editado por Promperú, con una Ruta Literaria elaborada por el Premio Nobel de Literatura, tan embriagadora como el pisco. Puede hacerse pie en el Royal Park Hotel (www.royalparkhotel.com.pe), ubicado en San Isidro –la zona más elegante de la ciudad–, un espacio de moderna arquitectura. En su restaurante Le Molière preparan platos de fusión peruana y también internacionales.

GALERÍA DE IMÁGENES

 

(*) Nota publicada por el Diario PERFIL el sábado 11 de agosto de 2012. Agradecimientos: Small Luxury Hotels of the World.

Deja un comentario