Así es Cap D’Agde, la capital francesa del sexo libre

Parece que todo está permitido en Cap d’Agde, un precioso enclave turístico del Mediterráneo francés: el nudismo en sitios públicos, el poliamor, las parejas swingers.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Nota publicada el 22/10/2018


Cap D’Agde es una villa costera situada al sur de Francia enfocada en el turismo nudista, famosa por permitir el sexo en sitios públicos y los intercambios de pareja. En temporada de verano, hasta 40.000 personas visitan a diario este pueblo naturista, ubicado a tres horas de de Barcelona. Allí casi todo está permitido, entre ello entrar desnudo en los comercios, bancos o restaurantes.

El sitio es muy popular entre los círculos swingers franceses e internacionales, pero más allá del marketing y la publicidad, el balneario se divide en dos comunidades nudistas: los naturistas tradicionales y los libertinos, según explica el diario Midi Libre. Entrar en Cap D’Agde cuesta 8 euros por peatón y 18 por pasar allí la noche. Un bono de tres días cuesta 45 euros, pase hay que pagar de manera obligatoria aunque hayas reservado un hotel dentro del poblado.

El nudismo genera millones de euros anuales a Italia

La zona playera naturista de “La Meridienne” se extiende hasta dos kilómetros donde los niños construyen castillos de arena o juegan con sus padres como cualquier balneario donde las personas usen ropa. Sin embargo, más al este el ambiente es diferente, especialmente al atardecer, donde es frecuente encontrar a las personas haciendo uso de todas las libertades que Cap D’Agde les permite.

Los carteles con las advertencias “Sexo prohibido” o “No Sexo” alertan a los turistas extranjeros de las cabañas donde no están disponibles para otras personas, ya que a veces para algunos no queda claro. Las fiestas que se celebran cada noche en los diferentes centros nocturnos de Cap D’Agde pueden ser una de las principales atracciones del lugar, por cuyo acceso hay que pagar unos 90 euros.

Hace poco les contamos cómo París se está convirtiendo de a poco en meca de los nudistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *