CRUCEROS

Así es el “Roald Amundsen”, el primer crucero híbrido del mundo

Junto a cuatro motores diesel, a bordo se encuentran dos paquetes de baterías con un rendimiento respectivo de 0,8 megavatios. Esto reduce el consumo de combustible en un 20 por ciento.

Ficha

Ideal para:

Por Philipp Laage

Llevó un tiempo hasta que el nuevo crucero de Hurtigruten estuvo listo. Inicialmente se preveía que el “Roald Amundsen” ya pusiera rumbo hacia destinos lejanos durante el año pasado. Pero la construcción en el astillero de Kleven se demoró. Finalmente, desde comienzos de este mes el barco ya surca los mares. El “Roald Amundsen”, que toma su nombre del célebre explorador noruego, es una embarcación diseñada para aguas polares y el primer crucero de expedición híbrido del mundo.

Junto a cuatro motores diesel, a bordo se encuentran dos paquetes de baterías con un rendimiento respectivo de 0,8 megavatios. Esto reduce el consumo de combustible en un 20 por ciento, según indicaciones de la compañía naviera, que afirma que no se utiliza fueloil como combustible. El “Roald Amundsen”, con capacidad máxima para 530 pasajeros que estén en condiciones de pagar el viaje, navega durante este verano (boreal) inicialmente a lo largo de la costa noruega en dirección a Spitsbergen y Groenlandia. Posteriormente tiene previsto el pasaje por el noroeste del Atlántico hacia el Pacífico. Más tarde seguirá viaje a lo largo de las costas de Norteamérica y Sudamérica hacia la Antártida, el destino clásico de los cruceros de expedición.

La embarcación cuenta con cabinas exclusivamente externas, que tienen un tamaño de 18 a 48 metros cuadrados, muchas de ellas con un balcón. Cuatro suites en las esquinas disponen de un jacuzzi, desde el cual los pasajeros pueden observar por ejemplo los témpanos de hielo. El diseño interior es típicamente escandinavo: luminoso, claro y acogedor. Para poder distenderse a bordo, se ofrece a los pasajeros una sauna y un pequeño área de spa con tres cuartos de tratamiento. Además hay un espacio de fitness y un trayecto de jogging en la cubierta 11.

Los constructores incluyeron tres restaurantes en el barco de 140 metros de eslora. Junto al principal, “Aune”, con capacidad para 240 comensales y un menú a la carta por las noches, se encuentra el “Fredheim”, con “street food” de diferentes países (hamburguesas, tortillas y dumplings) y el elevado “Lindstrøm”, con cocina gourmet. Además, en el “Explorer Lounge” de la cubierta 10 también hay un bar.

Una pieza central del barco es el Centro de Ciencias o Science Center. Aquí los veraneantes pueden observar por ejemplo objetos de la naturaleza bajo la lente del microscopio. También se exhiben fragmentos de esqueletos de animales, como una réplica del cráneo de un oso polar. En la Antártida solamente pueden descender a tierra 100 personas simultáneamente. La tripulación organiza los desembarcos en los botes neumáticos Zodiac de tal manera que todos los pasajeros puedan acceder. Durante entre una y dos horas aproximadamente los visitantes hacen pie en el continente antártico para observar por ejemplo pingüinos y focas.

En los cruceros de expedición se privilegian sobre todo el destino y las vivencias en el lugar, como observaciones de animales. Por supuesto, el “Roald Amundsen” también se ajusta a esta circunstancia. La cubierta de observación en ofrece una vista panorámica del mar. En el interior, una pantalla LED de 17,5 metros de altura se extiende sobre siete cubiertas, en donde las cámaras pueden mostrar por ejemplo el paisaje que está atravesando la embarcación. Y las espectaculares imágenes de ballenas pueden ser suministradas por un dron submarino.

Los cruceros de expedición están en auge. Hapag-Lloyd Cruises terminó esta primavera boreal el primer barco de expedición de una nueva serie, el “Hanseatic nature”. Y Nicko Cruises, que habitualmente ofrece viajes por ríos, se atrevió a salir a altamar con el “World Explorer”. Por su parte, Hurtigruten encargó la construcción de dos embarcaciones hermanas del “Roald Amundsen”. El año próximo está prevista la entrega del “Fridtjof Nansen”.

(*) DPA. Publicado el 1 de agosto de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *