GIGANTE DEL TURISMO

La quiebra de ‘Thomas Cook’ provoca la repatriación de miles de turistas

La compañía de viajes británica necesita unos 250 millones de dólares para continuar con sus actividades. En todo caso, podría provocar la mayor evacuación desde la II Guerra Mundial.

Sus agencias de viaje deberían cerrar, sus aviones dejar de volar y los empleados (unos 22.000 en el mundo, 9.000 de ellos en el Reino Unido) podrían perder sus empleos. FOTO: AFP [ Ver fotogalería ]

Ficha

Publicado el 23 de septiembre de 2019

La célebre agencia operadora de viajes y turismo británica Thomas Cook anunció este lunes que fracasó su tentativa de hallar 250 millones de dólares de inyección de capital, y que iniciará de inmediato el proceso legal de quiebra. La firma británica de 178 años de antigüedad negoció intensamente todo el fin de semana en busca de un aporte de capital de unos 200 millones de libras esterlinas para evitar el colapso.

“A pesar de los enormes esfuerzos, las discusiones no llegaron a un acuerdo entre los accionistas y quienes proponían nuevo aporte de dinero”, apuntó la empresa en un comunicado. Por ello, “el directorio concluyó que no había otra opción que dar los primeros pasos para iniciar el proceso de liquidación con efecto inmediato”, agrega la nota. Simultáneamente, la Autoridad de Aviación británica (CAA) señaló en una nota oficial que la firma, “operadora de turismo y empresa de aviación, ha cesado sus actividades con efecto inmediato”.Ante este cuadro, las autoridades ahora tienen por delante la enorme tarea de repatriar casi 600.000 turistas, clientes de Thomas Cook, en diversos países del mundo, incluyendo 150.000 británicos.

La repatriación de esos turistas constituye una operación sin precedentes en Gran Bretaña desde la Segunda Guerra Mundial. La firma había sido fundada en 1841 y por lo tanto era el más antiguo operador de turismo del mundo, y contaba con 22.000 empleados, 9.000 de ellos en el Reino Unido. Pero desde hace varios años se enfrenta a la competencia de otras empresas y de un entorno económico incierto, en particular en Gran Bretaña, por las incógnitas del Brexit y por la caída de la libra.

¿Qué pasa en caso de quiebra?

La primera consecuencia es que las actividades del grupo tendrán que cesar de inmediato. Sus agencias de viaje deberían cerrar, sus aviones dejar de volar y los empleados (unos 22.000 en el mundo, 9.000 de ellos en el Reino Unido) podrían perder sus empleos. Luego habrá que nombrar varios administradores, probablemente procedentes de gabinetes de auditoría, para intentar buscar un comprador para la empresa, reestructurar la deuda o bien vender algunas actividades.

A partir de ahora, unos 600.000 turistas en todo el mundo deberán ser repatriados, entre ellos 150.000 británicos, lo que sería la mayor operación de este tipo en Gran Bretaña desde la Segunda Guerra Mundial. La repatriación podría necesitar un plazo de dos semanas, el tiempo máximo de las estancias que comercializa Thomas Cook.

¿Quién se encargaría de la repatriación?

La repatriación sería organizada por la Autoridad Británica de la Aviación Civil (CAA), como ya se hizo en el caso de la quiebra en octubre de 2017 de la compañía aérea británica Monarch. El costo de la operación alcanzaría a centenares de millones de libras, unos 600 millones sólo en el Reino Unido. La CAA tiene previsto un plan de urgencia, llamado “Matterhorn”, inspirado en el nombre de una operación de bombardeos estadounidenses contra fuerzas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Como proteger los derechos de los turistas?

Thomas Cook asegura a sus clientes británicos que están protegidos por la llamada garantía ATOL. Este sistema, que emana de una directiva europea, está gestionado por la CAA y se aplica a los turistas que hayan comprado un viaje todo en uno (paquete), con vuelos y hotel incluidos.

Los turistas que ya estén de vacaciones podrán terminar su estancia y luego volver en vuelos de otros compañías. A los que todavía no se fueron les devolverán su dinero o les propondrán otras vacaciones. La directiva europea de viajes ‘todo en uno’ (‘Package travel directive’) se aplica para los demás países de la UE, que podrán beneficiarse de garantías o fondos locales de reembolso.

Cada viaje organizado alimenta un fondo de garantías, que sirve en casos de emergencia como sería la quiebra de Thomas Cook, informó AFP. El CAA asegura que hará todo lo posible para devolver a los turistas a sus casas el día previsto, pero volando en otras compañías aéreas. Los viajeros que compran sólo billetes de avión de Thomas Cook no están cubiertos por el sistema ATOL, pero pueden reclamar a sus compañías de seguro o de tarjetas de crédito.

AFP/DS

 

Un comentario en “La quiebra de ‘Thomas Cook’ provoca la repatriación de miles de turistas

  1. bijou | 23/09/2019 | 2:18

    Bueno…bueno… sobre “”llovido ….mojado””,( y con el brexit, como,espada
    sobre la cabeza )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *