Viena celebrará a lo grande los 250 años del nacimiento de Beethoven

Los amantes de la música clásica y los fans del genio de la música clásica no pueden perderse los grandes eventos culturales del próximo año.

La Filarmónica de Viena no podría faltar en semejante oportunidad y se presentará en la Staatsoper hasta medidados de 2020 con veladas de música de cámara. FOTO: DPA [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

(Publicado el 27 de noviembre de 2019)

Los amantes de la música clásica y los fans de Beethoven no pueden perderse los grandes eventos de 2020. Al cumplirse 250 años del nacimiento del gran compositor Viena, ciudad en la que el genio pasó gran parte de su vida, tiene previsto ofrecer un amplio programa de conciertos, exhibiciones e instalaciones dedicados a Ludwig van Beethoven (1770.

Beethoven no nació en Viena. Nació en Bonn a fines de 1770. Sin embargo, en 1792 se mudó a la actual capital austríaca y vivió allí hasta su muerte en 1827. El Museo de Historia del Arte presenta la exhibición «Beethoven mueve», una muestra en la que la música y la persona del compositor confuyen en las artes plásticas. Podrá visitarse entre marzo y julio y contará, entre tantas obras, con cuadros de Caspar David Friedrich.

La Biblioteca Nacional de Austria presentará la exhibición «Beethoven. Mundo humano y resplandor divino» desde el 19 diciembre de 2019 hasta abril de 2020. Podrán verse manuscritos y originales de cartas del músico. Además, en la Casa de la Música habrá una instalación sonora llamada «Inside Beethoven» entre junio y agosto, en la que los visitantes formarán parte de un ensemble musical.

Por supuesto que en las salas y escenarios que se desplegarán en la ciudad habrá innumerables conciertos de Beethoven. La Filarmónica de Viena no podría faltar en semejante oportunidad y se presentará en la Staatsoper hasta medidados de 2020 con veladas de música de cámara.

Nostalgia del pasado dorado

Viena sufre la nostalgia de su época dorada, la del pintor Gustav Klimt o el fundador del psicoanálisis Sigmund Freud, cuando a fines del siglo XIX era un faro intelectual en Europa. Vieneses de nacimiento o de adopción como Gluck, Mozart, Haydn, Schubert, Brahms, Bruckner, Mahler, Schoenberg, Strauss y el propio Beethoven convirtieron la capital en un templo mundial de la música.

Es uno de los principales argumentos turísticos para los millones de visitantes atraídos por el programa de la Ópera, la temporada de bailes y el lujo del Musikverein, donde se celebra el tradicional concierto de Año Nuevo.  Y un día apareció Conchita Wurst. La victoria en 2014 de un joven travesti barbudo y de pelo largo en el concurso de Eurovisión fue un soplo de aire fresco para el país y rejuveneció su imagen. Aunque nada sustituye una Nochebuena tradicional en Oberndorf, el pueblo cerca de Salzburgo donde nació el éxito «Noche de paz, noche de amor», hace casi dos siglos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 1 =