PANDEMIA DE CORONAVIRUS / FRANCIA

FOTOS | El palacio de Versalles reabrió al público, pero sin turistas extranjeros

El público podrá volver a recorrer el palacio, que fue la morada del rey Luis XIV, y sus bellos jardines, aunque con límites.

A partir de este fin de semana, el público podrá volver a recorrer el palacio, que fue la morada del rey Luis XIV, y sus hermosos jardines, pero con un límite de 500 visitantes por hora debido a las restricciones impuestas por el coronavirus. FOTOS: AFP [ Ver fotogalería ]

Ficha

PUBLICADO EL 8/6/2020

Tras casi tres meses de cierre a causa de la pandemia de Covid-19, el Palacio de Versalles, un lugar emblemático de Francia y uno de los más visitados del mundo, reabrió sus puertas el sábado 6 de junio, pero sin turistas extranjeros. A partir de este fin de semana, el público podrá volver a recorrer el palacio, que fue la morada del rey Luis XIV, y sus hermosos jardines, pero con un límite de 500 visitantes por hora debido a las restricciones impuestas por el coronavirus. 

«500 por hora equivale a 4.500 en un día», dijo Catherine Pégard, que dirige este sitio, considerado como una de las más hermosas realizaciones del arte francés en el siglo XVII. A modo de comparación, en junio de 2019 hubo 27.000 visitas en un día. La emisión de entradas, en los que figurará la hora de entrada, ayudará a regular los flujos. Por ello se alienta a los visitantes a comprar sus entradas en línea. 

Dentro del palacio, el uso de mascarillas será obligatorio para todas las personas de más de 11 años y se deberá respetar una ruta marcada en el piso para evitar cruzarse.

Reconstruir un modelo económico

No obstante, los turistas extranjeros no podrán visitar el palacio en sus primeros días de reapertura. Antes de la pandemia, 80% de sus ocho millones de visitantes anuales venían del extranjero y el palacio funcionaba en un 87% gracias al autofinanciamiento (70% de sus recursos provenían de la venta de billetes). «Un modelo económico se ha derrumbado» y solo se podrá levantar «gradualmente y diversificando aún más» la oferta a los visitantes, dijo Catherine Pégard, que espera contar con el apoyo del Estado francés en este período complicado.

«El ministerio de la Cultura es consciente de que Versalles, al igual que el museo del Louvre, necesita apoyo del Estado», señaló, y recalcó que 68 empresas trabajan con el palacio en diversos campos. Desde el sábado 6 de junio, el público puede admirar el espectáculo de las Grandes Aguas Musicales. Los espacios más grandes y conocidos del palacio, como los Grandes Aposentos del Rey, la Galería de los Espejos y el Gran Trianón podrán ser visitados libremente. En cambio, a los espacios más frágiles, como los Pequeños Aposentos del Rey, la Ópera Real o el Pequeño Trianón, sólo se podrá acceder en visitas guiadas.

Un cierre inédito

Los visitantes podrán ahora descubrir el palacio del Rey Sol de otra manera, quizás mejor. «Van a poder admirar la Galería de los Espejos, los aposentos del rey y de la reina en pequeños grupos. Será una visión muy diferente. Y al definir rutas, se canaliza la mirada», señala Catherine Pégard. Veinte años después de la tormenta que lo devastó, los esfuerzos para el 2020 se habían centrado en devolver a los jardines de Versalles a su antiguo esplendor y durante los 82 días de cierre, los equipos, sobre todo los jardineros, trabajaron activamente con este objetivo en mente.

«Durante estos tres meses, hemos trabajado en la reapertura», especialmente después del anuncio de la flexibilización del confinamiento el 11 de mayo, dijo Pégard. «Al principio había un lado irreal en cerrar las puertas sin saber cuándo se iba a poder reabrir. Era algo inédito, excepto cuando se declaró la guerra en septiembre de 1939», apuntó.

Reapertura de Chambord

Antes de Versalles, el viernes abrió sus puertas al público el famoso castillo de Chambord, ubicado a unos 200 kilómetros al sur de París, aunque sólo unas pocas docenas de visitantes se presentaron, la mayoría de ellos franceses. «Lamentablemente, creemos que habremos perdido la mitad de las visitas del año» de alrededor de un millón como resultado del cierre, así como la caída de las visitas internacionales, que han disminuido entre 80% y 85%, dijo el director de Chambord Jean d’Haussonville. El castillo depende al 100% de los ingresos de los visitantes para pagar los salarios de sus 215 empleados, dijo D’Haussonville. «Sin los ingresos del turismo, moriremos».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =