Cinco razones para volver a Buenos Aires

Bares, teatros, espacios verdes, librerías, arquitectura, tango y museos son algunos motivos para visitarla…

La Ciudad de Buenos Aires es una de las urbes más europeas de América Latina, considerada por su amplia variedad de atractivos y exquisita arquitectura a la altura de grandes metrópolis como París, Madrid o Roma. Un destino que siempre resulta como un imán para el turismo extranjero y que sorprende una y otra vez a quienes caminan por sus calles, plazas y avenidas.

Los viajeros suelen encontrar en la denominada “Reina del Plata” incontables razones para volver a visitarla, algunos se enamoran de su aire cosmopolita, otros elijen su eterno glamur y muchos aseguran que en ningún otro lugar del mundo encuentran una conjugación tan perfecta de cultura, noche e historia. El tango, las carnes asadas y el fútbol de los domingos son sus distintivos por excelencia.

Entre las cinco razones para volver a Buenos Aires se encuentran su oferta cultural, entre museos, librerías y galerías de arte; el eterno movimiento de sus calles con una jornada que siempre se extiende 24 horas; pulmones verdes que sirven como espacios de relax y entretenimiento; edificios históricos que invitan a recorrer la ciudad desde una óptica diferente; y, una accesibilidad que la comunica al resto del país.

 

1. OFRECE UNA DISTINGUIDA ARQUITECTURA

Pasear por las calles de Buenos Aires y descubrir a través de la arquitectura algunos de los acontecimientos más importantes de la historia y la cultura local es una de las actividades preferidas del turismo extranjero. Los circuitos son múltiples y varían de acuerdo a gustos y tiempos personales.

Entre los sitios recomendados aparece la Casa de Gobierno, popularmente llamada Casa Rosada, sede de la Presidencia de la Nación desde 1862. Una de las construcciones más importantes del casco histórico, junto al Cabildo y la Catedral. Ubicada frente a Plaza de Mayo, ostenta entre sus valores un balcón presidencial, que se convirtió en emblema con los discursos de Perón y Evita.

Como símbolo de la modernidad se encuentra la Casa de la Cultura del Gobierno porteño, en la cual se desarrollan exposiciones, conferencias, conciertos, espectáculos, clases de tango y visitas guiadas. Es la antigua sede del ex diario La Prensa, erigido a finales del siglo XIX.

Otro de los imperdibles es el Palacio Barolo, ubicado en Avenida de Mayo al 1.300, y calificado por su autor como “el primer rascacielo latino”. Una pieza única que a principios del siglo XX rompió con todos los conceptos establecidos. Impregnado de prefiguraciones oníricas e inscripciones en latín que evocan a la Divina Comedia, fue el primer edificio argentino construido en hormigón armado.

Lea además: Tesoros arquitectónicos de la “Reina del Plata”

 

2. POSEE AMPLIOS ESPACIOS VERDES

La segunda razón por la cual los turistas deciden volver a la Reina del Plata es el enorme circuito de espacios verdes que actúan como verdaderos pulmones en la urbe de cemento, shoppings y rascacielos. Una característica que no es tan habitual en otras Capitales del mundo y permite a los viajeros distenderse y disfrutar, ya sea de un almuerzo o una típica “mateada” argentina. Hay bosques de alisos y sauces criollos, lagos artificiales, una Reserva Ecológica y dos Costaneras.

Entre las particularidades de las plazas es que además de árboles y bancos para sentarse, ofrecen mesas para juegos de cartas o ajedrez, y en algunos barrios hasta canchas de bochas, de acceso gratuito. En los complejos organizados hay piletas, sombrillas, estacionamiento y parrillas. Además, en verano, muchos ofrecen shows musicales gratuitos por las noches.

El más visitado de la Ciudad es el Parque Tres de Febrero, en el barrio de Palermo. Un área parquizada por el paisajista francés Carlos Thays, donde se aprecian esculturas, jardines y una gran laguna. Alberga en su interior más de 15 plazas diferentes, además del famoso Rosedal, el Patio Andaluz, el Jardín de los Poetas, el Museo de Artes Plásticas y la escultura El Beso.

Muchas de las plazas y parques de la Ciudad son destino también de ferias artesanales, gastronómicas o de antigüedades. Entre las más visitadas están la de San Telmo (Humberto Primo y Defensa) los domingos de 10 a 17; Plaza Francia, frente al Buenos Aires Design, el Cementerio de La Recoleta y el Hard Rock Café; y, la Plaza Serrano, en Palermo, con objetos de arte y diseño.

Lea además: La Feria de la calle Defensa, una tradición que se renueva cada domingo

 

3. ES UNA MECA DE LA CULTURA

La riqueza cultural y cosmopolita de Buenos Aires resultan inacabables, más aún por la cantidad de combinaciones que permite. Un territorio lleno de vida que asombra por sus multidisciplinarias propuestas, sus casi 150 museos, una veintena de centros culturales y 120 galerías. Sin importar el día de la semana o el mes del año siempre hay diversos eventos, exposiciones y espectáculos que combinan lo estilos under, vanguardista, experimental y comercial.

En el complejo ferial La Rural de Palermo siempre hay actividades de todo tipo, como por ejemplo el ArteBA, donde se exhiben las más explícitas demostraciones del arte contemporáneo concéntrico en un solo lugar.

Los últimos viernes de cada mes se recomiendan las famosas Gallery Nights, innovadores recorridos nocturnos totalmente gratuitos acompañados por música y espectáculos, y una copa de champagne en galerías, centro culturales y museos.

Entre los eventos destacados están la Fiesta de las Murgas, que se celebra cada fin de semana de febrero; el Festival y Mundial de Tango, que tuvo su última edición en agosto con la participación de medio millón de personas; la Feria del Libro, una de las más grandes del mundo entre abril y mayo; y, el Campeonato Argentino Abierto de Polo, que se organiza a fines de noviembre.

Lea además: Baires al compás del tango

Algunos de los sitios culturales más visitados son el Centro Cultural Recoleta, con 27 salas de exposiciones donde se presentan conciertos, teatro, danza y performances; el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), uno de los más modernos de la ciudad; el Museo de Arte Hispano Fernández Blanco, de estilo neocolonial; y, el Museo Carlos Gardel, última residencia del artista más popular de la historia del tango.

Para las salidas teatrales resulta ideal la Avenida Corrientes, donde en apenas seis cuadras llegaron a existir más de 20 salas a la vez. Entre los más importantes están el Teatro San Martín, uno de los más vanguardistas de Latinoamérica; y, el Paseo La Plaza, un complejo donde además de teatro se puede asistir a un café concert o recorrer el paseo comercial. También en Corrientes el viajero encuentra cafés, restaurantes y confiterías tradicionales.

La visita recomendada para lectores y fanáticos son las librerías, donde las personas pasan horas en búsqueda de viejas ediciones, discos de vinilo y revistas. En ellas, muchos escritores presentan sus nuevas obras. La industria editorial argentina es una de las más importantes de América Latina.

 

4. ES UNA CIUDAD QUE NO DUERME

En la metrópolis no hay límites de horarios, ni días específicos de salidas. Con 189 cines, 175 teatros y 3.500 restaurantes, Buenos Aires es un polo de atracción por excelencia. Milongas, casinos, bares temáticos y las más famosas discotecas componen la propuesta de entretenimiento y diversión. Las propuestas incluyen todos los gustos, estilos, edades y capacidad económica. De esta forma, la Reina del Plata demuestra a los turistas que sus calles nunca duermen.

En el barrio de Retiro hay pubs de estilo irlandés, con tentadores happy hour alrededor de las 19, destino elegido por los lugareños generalmente los jueves. En San Telmo resulta imperdible un recorrido por plaza Dorrego, las calles Balcarce y Chile, donde encontrar música en vivo, tango, jazz, rock y teatro concert.

En Recoleta se concentran los más exclusivos locales gastronómicos. Una de las zonas en auge es detrás del Cementerio, con espacios temáticos y barras donde beber una copa rodeado de gente. En Palermo Soho, una de las zonas mecas del diseño y el glamur de los últimos años, hay actividades culturales, tiendas comerciales, bares y restaurantes.

Pasada la medianoche, la movida se traslada a Costanera Norte, el lugar de las discotecas. Puerto Madero, Las Cañitas y Palermo Hollywood también están repletos de opciones. El precio de las entradas puede variar entre U$S 10 y 50.  Muchos de los bares presentan música en vivo como el Café Tortoni, el Bar Sur y El Viejo Almacén de San Telmo, dedicados al tango; El Samovar de Rasputín o Del Valle Iberlucea, en La Boca, donde se escucha rock y blues; y, Thelenius Bar, para los amantes del jazz.

Lea además: Guía de la “Ruta del Tango” en Buenos Aires

Otro de los sitios nocturnos más visitados es el Casino Flotante Buenos Aires, en la Dársena Sur de Puerto Madero, donde desde un barco -réplica de tradicionales embarcaciones que recorrían el río Mississippi, en Estados Unidos a fines del siglo XIX- se juega a la ruleta, el póker o el black jack.

A partir de las 2 el sitio obligado son las discotecas para todos los estilos. Entre las más conocidas, elegantes y exclusivas están Buenos Aires News y New York City; las más populares son Kika y Tequila; para encontrar los mejores DJ nacionales e internacionales: Pachá; Azúcar es para los salseros; Rumi para quienes buscan sectores VIP; Amerika para las mentes más libres y audaces; y Sunset, uno de los mejores complejos con shows únicos.

Lea además: Doce bares bien porteños

 

5. POSEE UNA ACCESIBILIDAD ÚNICA

La última de las razones por las cuales el turismo internacional regresa a Buenos Aires es su accesibilidad, debido a que desde allí el viajero tiene posibilidad de visitar los variados paisajes que ofrece el territorio nacional a lo largo de más de 5 mil kilómetros.

Según reveló una encuesta del Ministerio de Turismo de la Nación durante los primeros seis meses de 2012 ingresaron a la Argentina 1,3 millones de turistas a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, ubicados ambos en Buenos Aires. Estos números demuestran que una de las principales vías de acceso al país es la aérea.

En la Argentina existen 33 aeropuertos de operación diaria y sólo un 10 por ciento de ellos alcanzan el estatus de internacional. Si bien los de Buenos Aires son los de mayor actividad, también es importante el movimiento hacia otros puntos turísticos como Mendoza, Córdoba, Iguazú, Salta, Jujuy, El Calafate, Puerto Madryn y San Carlos de Bariloche.

El Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de Ezeiza es el más importante del país, se encuentra a tan sólo 20 minutos de la Capital Federal, sobre el kilómetro 33,5 de la Autopista Teniente General Ricchieri, y posee tres terminales con capacidad para aeronaves de gran porte.

El Aeroparque Jorge Newbery, se ubica en la zona noroeste de la Ciudad de Buenos Aires y dista poco más de 20 cuadras del Obelisco porteño. Allí, operan vuelos de cabotaje e internacionales a países vecinos como Uruguay, Brasil, Chile y Paraguay. Según estadísticas de Aeropuertos Argentina 2000, esta terminal fue que la más creció durante el mes de julio con una suba del 37,4 por ciento de usuarios.

Lea además: Una de las mejores formas de viajar por Buenos Aires es en biciclieta

 

Datos útiles

  • Los barrios porteños más visitados por el turismo son Abasto, Puerto Madero, San Telmo, Recoleta, Palermo, La Boca, y en el centro, los circuitos por Avenida de Mayo, Corrientes y 9 de Julio.
  • Para movilizarse dentro de la Ciudad existe un completo sistema de transporte: taxis y remises, seis líneas de metro, más de cien líneas de colectivos y trenes interurbanos.
  • Para tener en cuenta, los veranos en Buenos Aires son húmedos y muy calurosos, con temperaturas superiores a los 30ºC; mientras que los inviernos son suaves y lluviosos; las mejores épocas son la primavera y el otoño con térmicas que rondan los 20ºC.
  • Los alojamientos de primera categoría cuestan entre U$S 170 y 460; hay hoteles tres estrellas alrededor de los U$S 100, y alternativas más económicas con tarifas entre U$S 36 y 45.

 

Información y texto: Gentileza de TurNoticias

27 Comentarios en “Cinco razones para volver a Buenos Aires

  1. Que exagerado elver… Buenos Aires es una gran ciudad, tiene sus cosas malas como todos los lugares del mundo

  2. Hola,
    La guia de buenos aires es muy eficiente a la hora de querer viajar. Esta todo acomodado por barrios, lo cual se hace mucho más expeditivo a la hora de buscar lo que queremos hacer. Es muy recomendable! Algo que no había tenido en cuenta a la hora de visitar la cuidad era el Museo del Malba, hay diversidad de exposiciones, así como también proyecciones cinematográficas. Es interesante darse una vuelta!

Deja un comentario